Sueños y Ninfas

Esta es una de esas noches en las que te paras a escuchar a Beethoven o a Debussy, a sus preciosas composiciones y piensas. Imaginas.

Cuando cierro los ojos la veo. Se refleja en los rostros de las personas, esos amantes solitarios que vagan por las calles, almas rotas de rotros pálidos embellecidos por ese rastro plateado que ella les presta al acariciarles con su presencia.

Me pregunto si en ella habitarán ninfas de cabellos eternos y sonrisas blanquecinas. Sus cabellos más plateados que incluso la tierra que pisan, desprendiendo hilos de luz que se entrelazan y se disputan un esplendor que les es ajeno.

Y las veo danzar. Danzan con armonía, brío, flotan y vuelan al son de la voz de Lakmé y tras ellas solo queda la estela que las precede. Mis ojos quedan cegados e inexorablemente se abren.

En mi mente aun queda el susurro de la voz de la amante, su suavidad y su delicadeza.

Al mirar la luna ya no las puedo observar, ni su estela ni los hilos de luz que desprendían. El brillo de la luna es falso, lo que vemos en ella son las esperanzas y los sueño que porta nuestra alma y viajan a través del tiempo.

Bailemos, amor. Bailemos porque la noche está a punto de terminar y nuestro sueño se lo ha llevado la luna.

Advertisements

~ by soulsolstice1 on July 3, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: